• ¡Que paren la tecnología, que yo me bajo!

    Y ya está, que ya vale, que me está dando otro bajón de esos de señora que echa de menos el siglo pasado. «En mis tiempos…», murmuro con voz viejuna. Digo «tiempos» en plural porque he tenido más de uno, a ver si vas a pensar que el pasado es un tiempo único. No, no. En mis tiempos vimos nacer a internet y a los teléfonos móviles. En mis tiempos, era fácil proteger del ciberacoso a nuestros hijos porque apenas había un par de cosillas a las que apuntarse. En mis tiempos todavía teníamos el control. Ay, en mis tiempos. Había desventajas, claro. Una de ellas era no estar tan…

  • Socializar: el secreto de tu Facebook de escritor

    Cada vez que leo un artículo acerca de Facebook para escritores, echo en falta lo más importante: la parte social más allá del muro propio. Si hablamos de redes sociales para escritores, no debemos olvidar la palabra «sociales». Lo que me cuentan esos artículos es la palabra «redes» y cómo usarla desde nuestra propia página / muro / cuenta / perfil. Tener esa información es importante, pero si no se socializa, estamos haciendo la mitad del trabajo. Como escritores, ¿necesitamos Facebook? Y quien dice escritores, dice pintores, artesanos, fotógrafos, etc. Cualquier profesional debe saber quién es su público/cliente y dónde encontrarlo. Si todavía no lo sabes, te faltan pasos por…

  • Internet vintage: los foros

    La soledad del escritor, sobre todo la del escritor que empieza, ya no existe. Antes, si te gustaba escribir y no había nadie en tu entorno que compartiese esa afición, tenías que apañarte sin poder compartir conversaciones literarias. Por suerte, ya no es así. Las redes sociales y otras tecnologías han venido al rescate para que charlemos a nivel intergaláctico con otros escritores, para que podamos compartir nuestros escritos, para que hagamos publicidad de nuestros libros, encontremos cursos de escritura. Qué lástima que algunos, demasiados, hayan convertido eso en un aburrido y cansino spam de su novela, en textos aburridos llenos de faltas de ortografía y, por lo tanto, falta…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalizar Cookies
Privacidad