• Todo el tiempo del mundo

    He visto que no soy la única que ha ignorado lo que había planeado para el blog porque necesitaba escribir algo diferente. Es difícil no hacer referencia, de una u otra manera, a esta situación tan caótica que nos ha tocado vivir. Todo ha cambiado y escribirlo puede ser una necesidad y un testimonio. Sin embargo, no he venido a hablar de malas noticias ni de ese enemigo invisible que acecha en cada abrazo a nuestros seres queridos. Quiero centrarme en la escritura y en nuestros reajustes personales para adaptarnos a nuevos horarios y emociones. Estoy como tú, a salvo en casa —o eso espero—, saturada de información, de noticias,…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalizar Cookies
Privacidad