• El comportamiento del personaje

    El comportamiento del personaje

    Después de desayunar, tu personaje guarda con mimosa gula su último trozo de bizcocho casero. No quiere terminarlo ahora con prisas; prefiere disfrutarlo cuando vuelva a casa, con tranquilidad, con tiempo para dar a los sabores la importancia que merecen. Esa tarde, después de otro insoportable día en el trabajo, tu personaje pierde el autobús y tiene que esperar al siguiente bajo la lluvia. «No pasa nada; es viernes, por fin», piensa mientras se visualiza en la cocina con su bizcocho y una taza de café calentando sus manos. Ya en casa, con ropa seca y el microondas en marcha, busca el bizcocho. No está donde debería estar, tampoco en…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalizar Cookies
Privacidad